lunes, 10 de marzo de 2014

Capítulo 22: ''Hola de nuevo''


Estaba nerviosa, cada vez que venía me ponía nerviosa. Una tía mía se había enterado de nuestra historia, y aunque hasta el día de hoy no ha dicho nada, y nos ha guardado nuestro secreto, aquello me ponia muy nerviosa, no quería que nada saliera mal, temía que algo no saliera como lo habíamos planeado.

Cuando llegó me presentó a jaime su mejor amigo, que resultó que había estado aquí en mi ciudad hacía solo varios años. Esta vez, intenté quedar con las chicas al máximo, ya que era la única forma que tenía de verle, de excusarme para estar con él, aunque a veces un lado de mi cabeza me decía que todo lo que estaba haciendo estaba mal.
Me acompañó al colegio, le enseñé mi casa de una forma más decente que la primera vez, estuvimos juntos un rato hasta que se tuvo que ir, y por la tarde volvimos a quedar para ir a tomar un helado. Marta nos acompañó. Luego nos encontramos con otra amiga mía a la que fuimos a visitar.
Me encantaba estar con él, pero por un lado no podía evitar sentirme más a gusto cuando se iba, ya que la presión que caía sobre mí era demasiado grande. El lo notaba. Veía perfectamente que no le prestaba el 100 por cien de mi atención, pero mantenerme alerta por si alguien nos veía me llevaba mucho tiempo, me enfadaba, me ponía de mal humor y realmente lo sentía mucho por el. Yo solo quería estar bien, sin tener que esconderme de nada, ni de nadie, aunque esto no lo comprendí hasta un tiempo después.

Quedamos un sábado por la noche, recuerdo que fuimos a cenar y luego fuimos a casa de marta a arreglarnos y ponernos guapas. Estela venía aquella noche, aunque como siempre no era la de antes, había cambiado y para mal.
En la discoteca le bailé, intenté evadirme del mundo, y pasar simplemente un rato agradable al lado de él. Por fin conseguí mirarle a los ojos un segundo, no me atreví a mirarlos más, eran los ojos más bonitos que había visto nunca. Y aunque el bailaba mal, en la discoteca me lo pasé genial, me hacía reir, me hacía ser feliz.
Sentía que con él podía ser yo misma, me sentía bien.

El domingo no pudimos vernos, y me sentí fatal por ello, sentía como si los estuviera abandonando en algún lado, aunque el me dijo que estaban en la playa, me partía el corazón que me dijera que quería verme y no poder ir, el domingo no tenía excusa para zafar de mis padres.

12 comentarios:

  1. Qué bonito!!
    Sigue así!!!! ^^

    Un beso! ;)
    http://myworldlai.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias por pasar! escribiremos otro capítulo muy pronto! un beso :)

      Eliminar
  2. Bonita sigue así de bien con tu historia.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. hay fácil solución para eso! jajaja, pronto subiremos un nuevo capítulo! :)

      Eliminar
  4. Me gusta como estas enfocando tu historia. El amor puede con todo , no?jaja
    Pásate si quieres, un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias, el amor puede con todo, eso dicen. un besito enseguida me paso :)

      Eliminar
  5. me encanta me encantaaaaaaaaaa (:
    Un besito guapura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, muchas gracias por pasar y comentar! un besito :)

      Eliminar

Todos estais invitados a comentar! siempre es bonito ver las opiniones de los demás a cerca de la historia, y un comentario siempre alegría un poco el dia!
Muchas gracias a todos los que comentais! :)